abusesaffiliationarrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-upattack-typeburgerchevron-downchevron-leftchevron-rightchevron-upClock iconclosedeletedevelopment-povertydiscriminationdollardownloademailenvironmentexternal-linkfacebookfiltergenderglobegroupshealthinformation-outlineinformationinstagraminvestment-trade-globalisationissueslabourlanguagesShapeCombined Shapelocationmap-pinminusnewsorganisationotheroverviewpluspreviewprofilerefreshnewssearchsecurityPathtagticktooltiptwitteruniversalityweb

This page is not available in English and is being displayed in Spanish

Article

Gran Bretaña: Pese a críticas, el Primer Ministro anuncia plan ante el cambio climático que promoverá energía eólica y nuclear y reducirá hidrocarburos

“Boris Johnson se apunta a la revolución industrial "verde" y adelanta la prohibición de coches de diésel y gasolina a 2030” – 18 de noviembre de 2020

Boris Johnson ha decido imprimir un giro "verde" a su Gobierno con el anuncio de un plan de acción en 10 puntos ante el cambio climático, incluida la prohibición en el 2030 de la venta de nuevos coches de combustión en el Reino Unido, la generación de 40 gigavatios de energía eólica para esa misma fecha (suficientes para abastecer a todos los hogares británicos) y el desarrollo de tecnologías para la captura de CO2…Johnson expresó su confianza en que las nuevas medidas sirvan para estimular a otros países a elevar sus compromisos de cara a la COP26 que se celebra dentro de un año en Glasgow…El anuncio fue recibido con una mezcla de esperanza y escepticismo por los grupos ecologistas, reacios a la inclusión de un nuevo impulso a "la próxima generación de reactores nucleares". Según el "think tank" Quadrature Climate Foudation, el conjunto de medidas es insuficiente para garantizar que el Reino Unido pueda avanzar hacia la meta de "emisiones cero" en el 2050…La Asociación de Fabricantes de Vehículos Eléctricos (EVA) acogió positivamente el anuncio por su previsible impacto en la calidad del aire en la ciudades y en la creación de empleo. Se estima que la transición a la nueva movilidad podría generar de 24.000 a 30.000 puestos de trabajo en la próxima década y compensar parcialmente la crisis del sector automovilístico por la desaceleración económica…