Hide Message

Updating the Resource Centre Digital Platform

The Business & Human Rights Resource Centre is at a critical point in its development. Our digital platform is home to a wealth of information on business and human rights, but hasn’t had a visual refresh for a number of years.

We will soon be updating the site to improve its usability and better serve the thousands of people that use our site to support their work.

Please take an advance peek at our new look, and let us know what you think!

Thank you,
Alex Guy, Digital Officer

Find Out More Hide Message

Ecuador: Dos comunidades afrodescendientes esperan implementación de fallo judicial que ordenó a dos empresas y al Estado reparar fuentes de agua; con comentarios de la empresa

Author: Mongabay (Latinoamerica), Published on: 7 October 2019

“Ecuador: dos comunidades contra la palma aceitera en Esmeraldas” – 7 de octubre de 2019

Una sentencia judicial que exige reparaciones sociales y ambientales a dos empresas palmicultoras y, sobre todo al Estado, refleja la situación de abandono que sufren dos comunidades en San Lorenzo, frontera con Colombia…Han pasado más de dos años desde que la justicia sentenció: “Se determina que se han producido graves afectaciones ambientales en el territorio de las comunidades ‘La Chiquita’ y ‘Guadalito’, que debieron haber sido prevenidas por el Estado ecuatoriano…”, Un juez ordenó reparaciones a los afectados, pero, según pudieron corroborar Vistazo y Mongabay Latam los habitantes de uno de estos pueblos aún siguen en indefensión…A La Chiquita llega, cada ocho o quince días, un tanquero o camión cisterna con agua, enviado por el Municipio de San Lorenzo desde la cabecera cantonal…Por su parte, Palmera de los Andes informa que ya empezó con las reparaciones que obliga la sentencia, aunque declara que lo hace porque las actividades están dentro de sus responsabilidades y protocolos ambientales, y no porque considere que la sentencia tiene razón de acusarlos de contaminación o daños a los pueblos…“Estamos reforestando tal como obliga el fallo”, dice el abogado Fabián Miño. Añade, además, que la empresa cuenta con una reserva forestal de 1200 hectáreas, aunque eso no se pida en las reparaciones; que cuenta con la licencia ambiental y mantienen casi 700 plazas de trabajo, impulsando el desarrollo de la zona. “Deberían aplaudirnos y no juzgarnos”, concluye.

Read the full post here