Este contenido es parte de un artículo más largo, pero no está disponible en español. Sin embargo recomendamos que pueda leerlo en el contexto de este texto:

Boletín Trimestral de Responsabilidad Legal Empresarial – Número 27, junio de 2018

Autor(a): Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos, Publicado en: 26 June 2018

Bienvenidos(as) a nuestro Boletín trimestral de Responsabilidad Legal Empresarial que destaca un tema específico cada trimestre, así como los principales avances en el tema de responsabilidad legal empresarial. El nodo de Responsabilidad Legal Empresarial en nuestro sitio web ofrece información objetiva y concisa sobre demandas contra empresas en las que se aleguen abusos de derechos humanos.

Destacado del trimestre: El uso de las leyes de protección del consumidor como herramienta estratégica para la debida diligencia de las empresas y la transparencia en las cadenas de suministro mundiales. Trabajo forzado y trabajo infantil, discriminación, salarios precarios, condiciones de trabajo peligrosas, acoso y otros abusos de derechos humanos cometidos a lo largo de las cadenas de suministro mundiales por parte de las empresas son hechos bien documentados. Las acusaciones de prácticas de trabajo forzado en el sector pesquero y marisquero del sudeste de Asia, las riesgosas condiciones laborales y el uso de mano de obra infantil en las minas africanas de oro, diamantes y cobalto que abastecen a empresas multinacionales y las denuncias de acoso sexual y discriminación contra trabajadoras de las fábricas de ropa en Asia son solo algunos lamentables ejemplos de ello. Las cadenas de suministro son complejas, multidimensionales, y, en gran medida, dependientes de la subcontratación, lo que facilita que las empresas eludan su responsabilidad en caso de abusos de los derechos humanos, con el pretexto de falta de control efectivo o de desconocimiento de la situación. Sin embargo, con la aparición del consumo ético, las empresas están sometidas a una presión creciente por parte de los consumidores particulares, que, cada vez más, solicitan información sobre el origen, la producción y las cadenas de suministro de los productos que adquieren.

Lea todo el artículo aquí