abusesaffiliationarrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-upattack-typeburgerchevron-downchevron-leftchevron-rightchevron-upClock iconclosedeletedevelopment-povertydiscriminationdollardownloademailenvironmentexternal-linkfacebookfiltergenderglobegroupshealthinformation-outlineinformationinstagraminvestment-trade-globalisationissueslabourlanguagesShapeCombined Shapelocationmap-pinminusnewsorganisationotheroverviewpluspreviewprofilerefreshnewssearchsecurityPathtagticktooltiptwitteruniversalityweb
Informe

La recuperación económica justa en peligro: Las Personas Defensoras de los Derechos Humanos Enfrentan un Riesgo Cada vez Mayor Durante la Pandemia

Desde que comenzó la pandemia de COVID-19, los ataques contra las personas defensoras de los derechos humanos han continuado sin interrupción. De hecho, muchas personas defensoras se han enfrentado a mayores riesgos, ya que algunos gobiernos usan la situación de una manera indebida para limitar aún más a los derechos civiles a participar en la toma de decisiones públicas y despliegan las fuerzas del Estado para reprimir protestas legítimas y pacíficas y obstruir el acceso a la justicia. La pandemia ha exacerbado y desenmascarado las desigualdades y ha puesto de manifiesto la necesidad de una recuperación económica justa en la que el respeto de los derechos humanos por parte de las empresas y las personas defensoras desempeñen un papel fundamental. En este momento necesitamos sus voces y, sin embargo, están siendo silenciados en demasiados países, a través de amenazas, intimidación, violencia y asesinatos.

La Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los Defensores de los Derechos Humanos, Mary Lawlor, respaldó el informe diciendo: "Los defensores y las defensoras de los derechos humanos desempeñan un papel esencial en la creación de un futuro más sostenible para todos al disminuir los riesgos en las operaciones de las empresas y las cadenas de suministro. Ellos/ellas y sus comunidades se enfrentan al riesgo al denunciar los daños relacionados con las empresas para las personas y el medio ambiente y al proponer alternativas más respetuosas de los derechos a las prácticas comerciales insostenibles. Es sumamente preocupante ver que, lejos de ser reconocidos como actores esenciales en un momento de crisis mundial, los ataques contra ellos han aumentado de hecho durante COVID-19."

"Es esencial arrojar luz sobre los abusos que se están produciendo y trabajar juntos para amplificar las voces de los defensores y las defensoras, incluidas las comunidades, llamando a los problemas e identificando soluciones para una recuperación post-pandémica justa e inclusiva. La prevención de los ataques contra ellos/ellas es crucial para la prevención de los abusos de los derechos humanos relacionados con las empresas, si nos tomamos en serio la idea de un futuro más justo. Como se demuestra en esta exposición informativa, las empresas pueden y deben escuchar y atender las preocupaciones de los defensores y las defensoras de los derechos humanos, comprometerse a tener una tolerancia cero frente a la violencia contra ellos en sus cadenas de suministro y hablar en voz alta para proteger a los defensores cuando son atacados".