abusesaffiliationarrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-upattack-typeburgerchevron-downchevron-leftchevron-rightchevron-upClock iconclosedeletedevelopment-povertydiscriminationdollardownloademailenvironmentexternal-linkfacebookfiltergenderglobegroupshealthinformation-outlineinformationinstagraminvestment-trade-globalisationissueslabourlanguagesShapeCombined Shapeline, chart, up, arrow, graphlocationmap-pinminusnewsorganisationotheroverviewpluspreviewArtboard 185profilerefreshnewssearchsecurityPathStock downStock steadyStock uptagticktooltiptwitteruniversalityweb

The content is also available in the following languages: English, français

Informe

Demandados [SLAPPed] pero no silenciados: Defendiendo los derechos humanos enfrentando riesgos legales

Asina Loyiko

Cuando los/as defensores/as de derechos humanos sienten temor de cuestionar los reportes acerca de las transgresiones y los déficits que observan, esto afecta a la sociedad en su conjunto. Los litigios estratégicos contra la participación pública (SLAPP) tienen exactamente ese efecto: Pueden imponer en ocasiones multas significativas y sanciones penales, con la consecuente intimidación de los/as defensores/as de derechos humanos y detener su tarea de dar luces sobre temas críticos. Es nuestra responsabilidad compartida prevenir que SLAPPs minen el derecho de todos y toda s a saber.
Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU

Desde 2015, el Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos (Centro de Recursos) identificó más de 3.100 ataques a nivel mundial contra personas líderes y lideresas comunitarias, labriegas, trabajadoras, sindicalistas, grupos de la sociedad civil y otros/as defensores/as que habían elevado preocupaciones en casos de prácticas empresariales irresponsables.

Más del 40% de estos ataques se hicieron en la forma de acoso judicial, incluyendo las acciones judiciales abusivas contra la participación pública, conocidas como SLAPPs.

Este primer análisis global de litigios que tienen el sello de las SLAPPs entablados o llevados a cabo por actores revela que esta táctica se utiliza en todas las regiones del mundo para intimidar a la gente para que guarde silencio.