abusesaffiliationarrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-upattack-typeburgerchevron-downchevron-leftchevron-rightchevron-upClock iconclosedeletedevelopment-povertydiscriminationdollardownloademailenvironmentexternal-linkfacebookfiltergenderglobegroupshealthinformation-outlineinformationinstagraminvestment-trade-globalisationissueslabourlanguagesShapeCombined Shapeline, chart, up, arrow, graphlocationmap-pinminusnewsorganisationotheroverviewpluspreviewArtboard 185profilerefreshnewssearchsecurityPathStock downStock steadyStock uptagticktooltiptwitteruniversalityweb
Comunicado de Prensa

Empeoraron los ataques y el riesgo para las/los defensoras/es de los derechos humanos relacionados con las empresas en 2020

Shutterstock

El aumento de las agresiones contra las/los defensoras/es de los derechos humanos durante 2020 exige una solución legal, afirmó el Centro de Recursos para Empresas y Derechos Humanos al publicar su informe anual En la línea de fuego. En 2020 se registraron un total de 604 ataques en todo el mundo, frente a los 572 de 2019. Aunque pocas industrias están totalmente exentas de riesgo, una vez más los sectores más peligrosos fueron la agroindustria y la minería. Las que se encuentran en la línea de fuego con mayor frecuencia son las comunidades locales e indígenas dedicadas a los derechos humanos o a la defensa del medio ambiente. Más de uno de cada cinco ataques fueron contra mujeres.

Principales incidentes reportados durante 2020:

  • 604 ataques a defensoras/es que trabajan en temas de derechos humanos relacionados con las empresas, frente a los 572 ataques de 2019.
  • Al menos 1/3 de todas las agresiones se derivaron de la falta de participación significativa, de acceso a la información y de consulta, o de la no obtención del consentimiento libre, previo e informado de las comunidades locales e indígenas.
  • En más de la mitad de los casos, las/los defensoras/es sufrieron acoso judicial (incluida la criminalización basada en cargos inventados y las detenciones arbitrarias).
  • Se registraron 114 agresiones contra defensoras de los derechos humanos.
  • La mayoría de las agresiones siguieron concentrándose en América Latina, con 194 agresiones, seguida de Asia y el Pacífico, con 173 agresiones, y Europa Oriental y Rusia, con 129 agresiones.
  • Los casos aumentaron en Rusia (70 casos), Bielorrusia (38 casos), Indonesia (25 casos) y Uganda (36 casos).
  • En al menos 80 casos, el COVID-19 fue el factor clave.

Ana Zbona, Directora de Proyectos, Empresas, Libertades Cívicas y Defensores de los Derechos Humanos del Centro de Recursos para Empresas y Derechos Humanos, ha declarado: "Durante 2020  se esperaba que las empresas se enfocaran en apoyar a los trabajadores y en reimaginar los sistemas económicos para que sean más sostenibles. Por lo tanto, es aún más angustioso informar sobre el  aumento de los ataques contra las empresas y las/los defensoras/es de los derechos humanos, incluidas las organizaciones y las comunidades, que nunca dejan de luchar por la justicia y la mejora de la protección de los derechos y el medio ambiente, a pesar de riesgos muy reales".

"Hemos registrado 604 ataques durante 2020, frente a los 572 de 2019. Muchas defensoras y defensores se han enfrentado a mayores riesgos a causa de la pandemia, ya que algunos gobiernos se han aprovechado de la situación para restringir aún más los derechos civiles a participar en la toma de decisiones públicas, y han desplegado las fuerzas del Estado para reprimir las protestas legítimas y pacíficas y obstruir el acceso a la justicia, al tiempo que han introducido leyes que favorecen la inversión empresarial a costa de los derechos a la tierra y los derechos laborales de los pueblos indígenas y las comunidades locales. No es de extrañar, por tanto, que casi uno de cada ocho ataques estuviera directamente relacionado con la COVID-19 y con los correspondientes retrocesos en la protección de los grupos más vulnerables.

"Sin embargo, a pesar de estos riesgos y de las limitaciones, debido a la pandemia, las/los defensoras/es de los derechos humanos, tanto individual como colectivamente, han seguido abogando por prácticas empresariales responsables, y muchas defensoras y defensores han actuado como "generadores de alertas tempranas", vigilando las cadenas de suministro de las empresas, denunciando los abusos de los derechos humanos, exigiendo el respeto de los mismos y proponiendo alternativas."

Estudios de caso

Ataques relacionados con COVID-19:

Los trabajadores de la empresa cárnica JBS en Forquilhinha y Nova Veneza, Brasil, se opusieron a la decisión de JBS de mantener las líneas de producción en funcionamiento sin una protección adecuada contra la propagación del coronavirus. Cuando las/los trabajadoras/es de ambas plantas de procesamiento de carne protestaron, fueron atacados violentamente por la policía civil y militar, supuestamente bajo el mando de JBS. Se dispararon gases lacrimógenos contra los trabajadores y Celio Elías, ex-presidente y actual asesor del sindicato, fue detenido.  El BHRRC invitó a JBS a responder a las acusaciones. JBS respondió, condenando enérgicamente cualquier tipo de violencia".

Ataques contra defensoras de los derechos humanos:

Yulia Slivko, trabajadora de una empresa de construcción de Bielorrusia, empezó a recibir amenazas anónimas tras ser elegida presidenta del comité de huelga de su empresa. Fue acosada en las redes sociales e interrogada por la policía y, finalmente, perdió su trabajo.

Acoso judicial y apoyo empresarial voluntario: 

El defensor de los derechos laborales Jorge Acosta, líder sindical que organizaba a los trabajadores de las plantaciones bananeras de Ecuador, se enfrentó a cargos por "causar pánico económico". En junio de 2019, las empresas que se abastecen de plátanos en Ecuador - Axfood, Coop, Everfresh, Greenfood, Martin & Servera y Menigo - emitieron una declaración conjunta al gobierno ecuatoriano en apoyo de Acosta. En septiembre de 2020, cuatro de estas empresas, junto con la sociedad civil y un representante de la oficina del Relator Especial de la ONU sobre los defensores de los derechos humanos, llegaron para asistir al juicio virtual de Jorge. El caso fue abandonado cuando el demandante no asistió al tribunal.

Zbona ha declarado: "Durante 2020 y lo corrido de 2021, la pandemia hizo estragos tanto en las comunidades como en las economías. La comunidad empresarial mundial tiene una oportunidad sin precedentes de encontrar soluciones para reconstruir ambas y solo puede hacerlo trabajando con los más afectados por las malas prácticas empresariales y ayudando a prevenir y poner fin a los ataques y la violencia que sufren al proteger sus derechos".

"Para acabar con los ataques a las/los defensoras/es de los derechos humanos es fundamental que las empresas tengan la obligación de aplicar la diligencia debida en materia de derechos humanos y medio ambiente, al igual que incluir fuertes salvaguardias contra estos ataques. Esto garantizaría que las empresas evalúen y abordan los riesgos para los defensores con antelación y en consulta con las comunidades afectadas, al tiempo que garantizan que rinden cuentas por cualquier daño que se produzca.

"La próxima legislación obligatoria sobre derechos humanos y diligencia debida medioambiental en la Unión Europea es una oportunidad vital para acabar con los daños a las/los defensoras/es de los derechos humanos relacionados con las empresas europeas y sus cadenas de suministro. Una legislación similar contemplada actualmente en otros países debería servir de ejemplo a seguir".

//FINAL

Nota a los editores

El BHRRC lanza el informe global 2020 sobre los ataques contra las/los defensoras/es de los derechos humanos de las empresas, En la línea de fuego, en el 5º aniversario del asesinato de la campeona hondureña de los derechos humanos y medioambientales y ganadora del premio Goldman, Berta Cáceres.

Más información

Contacto con los medios de comunicación: Pippa Woolnough, Jefa de Comunicaciones, Centro de Recursos para Empresas y Derechos Humanos, +353 858353757, [email protected]

Contacto con los medios de comunicación: Priyanka Mogul, responsable de medios de comunicación, Centro de Recursos para Empresas y Derechos Humanos, +447592156010, [email protected]