abusesaffiliationarrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-upattack-typeburgerchevron-downchevron-leftchevron-rightchevron-upClock iconclosedeletedevelopment-povertydiscriminationdollardownloademailenvironmentexternal-linkfacebookfiltergenderglobegroupshealthC4067174-3DD9-4B9E-AD64-284FDAAE6338@1xinformation-outlineinformationinstagraminvestment-trade-globalisationissueslabourlanguagesShapeCombined Shapeline, chart, up, arrow, graphlocationmap-pinminusnewsorganisationotheroverviewpluspreviewArtboard 185profilerefreshIconnewssearchsecurityPathStock downStock steadyStock uptagticktooltiptwitteruniversalityweb
Artículo

18 Ago 2021

Autor(a):
El Faro

Comentario: Centroamérica: El desarrollo de proyectos extractivos y las amenazas a personas defensoras de los Derechos Humanos

“Centroamérica, reino del extractivismo impune”, 13 de agosto de 2021

...En Centroamérica, cuando las personas defensoras de derechos humanos reivindican la vida digna y la justicia, la respuesta es silenciarlas.Estructuras lideradas por actores gubernamentales y económicos operan para emprender procesos de vigilancia, acoso, intimidación y desprestigio, a través de diversos actos como represión policial y militar, utilización indebida del derecho penal, campañas mediáticas, encarcelamientos, atentados armados, amenazas de muerte, secuestros, desapariciones, violencia sexual, y, frecuentemente, homicidios. El impacto de estas acciones va del nivel individual al familiar y el comunitario. En estos territorios predomina el monopolio empresarial e industrial que extrae bienes naturales, para comercializarlos y lucrarse de esta actividad, actuando bajo una concepción falaz de “desarrollo” que se basa en la acumulación de riquezas a través de la explotación de la naturaleza, considerándola una mercancía, acuerpado, generalmente, por un marco político-jurídico estatal flexible, permisivo y corrupto...El desarrollo de estos proyectos extractivos hidroeléctricos, mineros, agroindustriales o turísticos sería imposible sin la complicidad estatal, la cual se manifiesta por medio del establecimiento de incentivos fiscales, expatriación de capitales, agilización de permisos ambientales, títulos de concesión de propiedades y tratados de libre comercio. Esto se combina, además, con el uso de las fuerzas armadas para obstaculizar la participación ciudadana local y los estudios de impacto ambiental y social; así como con el incumplimiento de la legislación que protege los derechos de personas campesinas e indígenas, entre estos el derecho a la consulta libre, previa e informada...Frente a este contexto que desacredita la vida, sumémonos para defenderla. Opongámonos a estas prácticas de despojo. Escuchemos las voces resonantes por la justicia social y ambiental que ya no están, y a las que, con dedicación, lideran la defensa de los derechos colectivos. Unámonos para replicar su legado de esperanza...