Ce contenu fait partie d’une histoire plus large, mais cette histoire n’est pas disponible dans votre langue. Nous vous recommandons quand même de lire ce contenu dans le contexte d’une des histoires suivantes :

“Chile: el drama de los pescadores de Ventanas”

Auteur: Mongabay, Publié le: 10 September 2018

10 de septiembre de 2018

“Será que nos vieron como el basurero, como el patio trasero… yo no sé cómo nos vio el Estado.”..Nadie quiere comer mariscos de la caleta de Ventanas, “el Chernobyl chileno.”..Cuando Carlos Vega vio que la carne de las ostras japonesas era blanca, se sorprendió. El sólo las conocía medias verdosas. Fue ahí que entendió que los mariscos que cosechaba y vendía estaban contaminados…Ofrecía las ostras en la playa. En la misma bahía en la que las cultivaba: Ventanas, comuna de Puchuncaví, en la zona central de Chile…Era 1996 cuando los pescadores inauguraron su flamante cultivo de ostras y 2000 cuando el Servicio Nacional de Salud lo clausuró, luego de un episodio masivo de intoxicación. Contaminadas por metales pesados, fue la sentencia del Servicio Nacional de Salud y el estigma cayó sobre Ventanas…El 4 de septiembre [de 2018], un segundo episodio de intoxicación afectó a otras 100 personas…

Tout lire