abusesaffiliationarrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-upattack-typeburgerchevron-downchevron-leftchevron-rightchevron-upClock iconclosedeletedevelopment-povertydiscriminationdollardownloademailenvironmentexternal-linkfacebookfiltergenderglobegroupshealthinformation-outlineinformationinstagraminvestment-trade-globalisationissueslabourlanguagesShapeCombined Shapeline, chart, up, arrow, graphlocationmap-pinminusnewsorganisationotheroverviewpluspreviewArtboard 185profilerefreshnewssearchsecurityPathStock downStock steadyStock uptagticktooltiptwitteruniversalityweb

This page is not available in 简体中文 and is being displayed in Spanish

文章

Empresas y derechos humanos: las diferencias y congruencias de las agendas

“Empresas y derechos humanos: ¿agendas equidistantes o complementarias?”, 24 de marzo de 2021

...En estos nuevos tiempos en lo que lo políticamente correcto se impone como un deber ser, las empresas se sienten atrapadas entre dos documentos internacionales de Naciones Unidas. Uno, el de los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos, con una jerarquía normativa internacional que encaja en el soft law (política suave), pero que está revolucionando los desarrollos normativos regionales y nacionales. Y otro, el de los ODS, que ni siquiera tiene jerarquía normativa, y se constituye en la gran agenda internacional para transformar el mundo en pos de la sostenibilidad ambiental, el respeto de los derechos de las mujeres, la erradicación de la pobreza y del hambre, la promoción de los derechos laborales y de unas nuevas formas de relaciones multilaterales y multisectoriales en las que las empresas se convierten también en actores sociales de transformación...La sostenibilidad de las empresas (ambiental y social) siempre estará relacionada con el respeto a los derechos humanos. Esto significa apostar por la lucha contra la pobreza, el hambre o la discriminación, el respeto de los derechos de las mujeres, la igualdad y la lucha contra el acoso, la violencia y la discriminación sexual; la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente, la humanización de las ciudades, el respeto de los derechos laborales, la redistribución de las riquezas, la búsqueda de nuevos modelos de relaciones multilaterales con reglas más democráticas y nuevos roles para todos los actores...En los tiempos pospandemia que estamos arrancando, con todas las incertidumbres de las diferentes crisis que compartimos, el compromiso de las empresas con el respeto de los derechos humanos a través de los ODS empieza a ser una claridad en mitad de la espesura de las crisis...