abusesaffiliationarrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-upattack-typeburgerchevron-downchevron-leftchevron-rightchevron-upClock iconclosedeletedevelopment-povertydiscriminationdollardownloademailenvironmentexternal-linkfacebookfiltergenderglobegroupshealthinformation-outlineinformationinstagraminvestment-trade-globalisationissueslabourlanguagesShapeCombined Shapelocationmap-pinminusnewsorganisationotheroverviewpluspreviewprofilerefreshnewssearchsecurityPathtagticktooltiptwitteruniversalityweb
Historia

Perfil de demanda judicial contra Agua Mineral Chusmiza por actividades en Chile

For an English-language version of this case profile, please click here.

Para más información sobre estas demandas judiciales, por favor haga clic acá.

Las comunidades indígenas Aymara y Atacama de Chusmiza y Usmagama, ubicadas en las estribaciones semi áridas de los Andes en la región norte de Chile, disputaron los derechos de la empresa Agua Mineral Chusmiza SAIC a embotellar y vender agua proveniente de una fuente localizada en sus tierras ancestrales. Las comunidades alegaron que la empresa les había privado de manera ilegal de sus tierras y recursos hídricos, y que violó sus derechos establecidos en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) (Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales).  La empresa argumentó que el agua sobre la que tenía derechos de propiedad no se encontraba ubicada dentro de los territorios de las comunidades, agregando que la Ley de Pueblos Indígenas de Chile (Ley Indígena) (la cual garantiza protección especial a los recursos hídricos de las comunidades indígenas) sólo les da control a los indígenas si la fuente del agua se encuentra dentro de sus territorios. La empresa sostenía que las comunidades podían acceder al recurso hídrico sólo porque ésta les permitía usar el agua.

El tribunal local falló a favor de las comunidades indígenas en agosto de 2006. Su decisión se basó en el derecho que tienen las comunidades de registrar el uso de las fuentes de agua contemplado en el Código de Aguas de Chile y en la Ley Indígena. El tribunal dictaminó  que todas las comunidades como éstas pueden tener un derecho legalmente reconocido al agua a través del uso ancestral de la tierra y los recursos hídricos, a pesar de que formalmente la empresa es la dueña de los terrenos. El tribunal otorgó un flujo de nueve litros por segundo a las comunidades, y un litro por segundo a la empresa. En abril del 2008, la empresa apeló la decisión y el tribunal de apelaciones afirmó la decisión del tribunal de primera instancia. Enfatizó en particular el hecho que las comunidades habían utilizado la fuente de agua en disputa desde tiempos inmemorables.

La empresa luego apeló ante la Corte Suprema de Chile. Sus argumentos se basaron en la licencia privada que habían obtenido para extraer agua, y en la propiedad legal que tenía sobre las tierras de donde venía extrayendo el agua. Las comunidades de nuevo se apoyaron en la Ley Indígena, y también en el Convenio 169 de la OIT.

En noviembre de 2009, la Corte Suprema decidió a favor de las comunidades indígenas, y les concedió el derecho a una parte del flujo de agua en disputa. La Corte Suprema aceptó los derechos co-existentes de las comunidades bajo la Ley Indígena, y los de la empresa bajo el Código de Aguas, con base en que el derecho de las comunidades a beneficiarse del agua precedía cualquier derecho de explotación que hubiera sido concedida posteriormente a la empresa.

La Corte Suprema reconoció la aplicación del Convenio 169 de la OIT por primera vez desde su ratificación por parte de Chile en septiembre del 2008, y adoptó una interpretación amplia con relación a tierras comunitarias, superando así el hecho de que la petición hecha por las comunidades tenía que ver con agua proveniente de tierras de propiedad de la empresa. La Corte Suprema confirmó que la ley chilena reconoce los derechos ancestrales de las comunidades Aymara y Atacama sobre el agua, y clarificó la capacidad que tienen las comunidades indígenas de registrar sus derechos sobre el agua.

- [PDF] “Denuncia de la comunidad Aymara Chusmiza – Usmagama y sus miembros contra la República de Chile ante la Comisión interamericana de derechos humanos”, Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas, 2010
- [EN] “The Chilean Supreme Court recognizes indigenous Aymara of Usmagama water use rights in the Chusmiza slope, located in the Tarapaca region”, Indigenous Peoples Issues & Resources, 2 Dec 2009
- [EN] “Chile’s Supreme Court upholds indigenous water use rights”, Santiago Times [Chile], 30 Nov 2009
- “Suprema aplica Convenio 169 y reconoce derechos de aguas ancestrales”, La Nación [Chile], 27 noviembre 2009
- “Histórica sentencia en Iquique a favor de comunidad aymara de Chuzmiza. Corte reconoce derechos ancestrales sobre las aguas”, Mapuexpress, 17 abril 2008

- Observatorio Ciudadano [Chile]:
- “Corte Suprema rechaza casación de empresa minera y concede aprovechamiento de aguas a comunidades indígenas”, en Mapuexpress, 26 noviembre 2009

- Corte Suprema, Santiago, Chile, Agua Mineral Chusmiza v. Comunidad Indígena de Chusmiza Usmagama 25 noviembre 2009