Redireccionado al artículo en el que se halla este fragmento, de modo que pueda leerse en contexto. Favor de pulsar este hipervínculo si no es redireccionado automáticamente dentro de unos segundos:
es/argentina-continúan-los-testimonios-de-trabajadores-víctimas-durante-el-juicio-contra-ford-por-torturas-durante-la-dictadura-militar#c173216

“La coordinación”

Autor(a): Alejandro Jasinski, para El cohete a la luna.com (Argentina), Publicado en: 24 May 2018

…Ávalos entró a la Ford en mayo de 1974, con 29 años de edad, casado, con una hija de dos años y otra por llegar. Su destino fue la línea de montaje. Allí disponía de diez metros de largo para moverse con velocidad en el armado de las unidades que lo enfrentaban.

No era delegado. Durante su testimonio, quiso mostrar cierta reticencia hacia la actividad gremial y hasta se autodefinió como “apolítico”. Sin embargo, cuando debió dar su interpretación de los hechos, mostró sus sospechas de haber sido fichado durante la movilización de la coordinadora gremial de la zona norte, realizada a mediados de 1975, en la cual se recordó a él mismo haciendo flamear una bandera desde Tigre hasta Saavedra. “Me confundieron con un revoltoso”, dijo. “Pensé que buscaban a otro Ávalos”. Pero no: lo buscaban a él y a él se lo llevaron…Su secuestro ocurrió el 21 de abril de 1976. Dos semanas antes, ya instalada la dictadura, Ávalos comenzó a sentirse mal. Una fiebre de la cual jamás supo el origen lo arrojó en la enfermería de la fábrica, donde le ordenaron una semana de reposo.

Lea todo el artículo aquí