abusesaffiliationarrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-upattack-typeburgerchevron-downchevron-leftchevron-rightchevron-upClock iconclosedeletedevelopment-povertydiscriminationdollardownloademailenvironmentexternal-linkfacebookfiltergenderglobegroupshealthC4067174-3DD9-4B9E-AD64-284FDAAE6338@1xinformation-outlineinformationinstagraminvestment-trade-globalisationissueslabourlanguagesShapeCombined Shapeline, chart, up, arrow, graphlocationmap-pinminusnewsorganisationotheroverviewpluspreviewArtboard 185profilerefreshIconnewssearchsecurityPathStock downStock steadyStock uptagticktooltiptwitteruniversalityweb

El contenido también está disponible en los siguientes idiomas: English

Informe

25 Ene 2023

Lo desolador de la industria de las berries: Derechos laborales en las cadenas de suministro de México

Claudia Ignacio Alvarez, BHRRC

En la primera línea de la multimillonaria industria de las berries están las personas trabajadoras agrícolas mexicanas que soportan condiciones de vida precarias y una inseguridad laboral constante, mientras desempeñan un trabajo agotador para llenar los bolsillos de las empresas multinacionales. Esto, junto con la falta de acceso a una representación efectiva de las personas trabajadoras para desafiar dichas condiciones, ha creado un clima de explotación, que pide a gritos regulaciones de derechos laborales más efectivas.

Las personas trabajadoras agrícolas viajan en busca de trabajo en los campos de berries de las regiones norte y central del país, desde diferentes estados, incluidos: Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán, para impulsar la producción de la principal exportación agrícola de México. Los frutos que estas personas, plantan, cortan y transportan, terminan en los comedores de los Estados Unidos y otros 37 países, y contribuyen a una industria altamente lucrativa que ellas y ellos mismos generaron. A pesar de la dependencia que tiene el sector de la mano de obra informal y del dominio de un puñado de grandes empresas con recursos significativos, nuestra investigación muestra que, en la actualidad, las empresas no respetan adecuadamente los derechos de las personas trabajadoras agrícolas del sector de las berries.

La cadena de suministro se caracteriza por una grave falta de transparencia y diligencia debida en materia de derechos humanos, si bien ambos conceptos se mencionan cada vez más en las políticas empresariales, siguen siendo inexistentes en la práctica. Únicamente 24 de las 60 empresas incluidas en nuestro análisis publican información básica, por ejemplo, su ubicación y detalles de contacto en sus sitios web, y solo dos de las 24 empresas respondieron a nuestra solicitud de información sobre debida diligencia en materia de derechos humanos.

Las entrevistas realizadas como parte de nuestra investigación muestran que las personas trabajadoras agrícolas del sector de las berries viven en situaciones de trabajo precarias en las que tienen que realizar trabajos físicos muy intensos debido a condiciones de contratación irregulares, lo que pone en riesgo su seguridad laboral. Como nos dijo Enrique, un recolector de berries de Michoacán:

…A veces nos contratan por uno o dos meses; En otros casos, podemos ser contratados por cinco meses. También pueden ofrecerte horas extras, pero esas no aparecen en el contrato... Incluso si trabajas en el mismo campo durante varias temporadas, este trabajo no ofrece una carrera [continuidad]. Cada vez firmas un nuevo contrato.

Este informe demuestra la necesidad urgente de que las empresas y el gobierno mexicano tomen medidas para garantizar el respeto de los derechos de las personas trabajadoras en las cadenas de suministro agrícola.

Recomendaciones clave:

  • Las empresas deben implementar la debida diligencia en materia de derechos humanos para identificar, prevenir, mitigar y ofrecer mecanismos de reparación denle casos de abuso a lo largo de todas sus cadenas de suministro, prestando especial atención a las medianas y pequeñas empresas, para garantizar la contratación responsable, prácticas contractuales transparentes, libertad de asociación y suficientes servicios de salud para las personas trabajadoras.
  • El gobierno mexicano debe crear un entorno regulatorio propicio para proteger los derechos de las personas trabajadoras agrícolas itinerantes a través de medidas obligatorias de debida diligencia en materia de derechos humanos, que prioricen la participación significativa de las partes interesadas, incluyendo a las personas s trabajadoras.
  • El gobierno mexicano debe garantizar que las personas trabajadoras agrícolas itinerantes y sus representantes tengan acceso al Mecanismo de Respuesta Rápida del T-MEC, asegurando el empleo formal en las empresas de exportación de berries.